Conectarse

Recuperar mi contraseña


Humberto. También en Bookland

el Miér Ene 14, 2015 10:58 pm

Porque Humberto irá a donde vayamos.

Humberto: la revancha

Él nunca se fue, solo estaba esperando, pacientemente...

El frio cala en mis huesos, corro, corro con todas mis fuerzas, cruzo la calle y me escondo en una esquina.
Puedo sentirlo, sé que esta ahí.
Intento mover mis pies nuevamente, pero el frio no ayuda, y la oscuridad es prominente, resbalo y por un segundo creo que es mi fin.
―¿Estás bien? ―una voz femenina… no es él.
¡¡¡No es él!!! Estoy salvada, no estoy sola, puedo comunicarme con alguien.
―Si, si ¡estoy bien! Pero, ¿Quién eres tú?
―Eso no importa… ¿también estas huyendo de él?
―Si… pero no logro escabullirme ―digo mientras ambas nos arrastramos dentro de un edificio, en una sala más o menos grande se encontraba otra chica, lo sé porque saluda cuando entramos, pero el cuarto estaba casi oscuro y aparte del ruido que hicimos con la puerta nada más se oía en las lejanías.
―Creo que supo como clonarse, porque ese tipo no pudo conocer a alguien
―¿Se clona? ―pregunto asustada.
―Sí, sus clones ya nos han atacado antes ―dijo la otra chica, que por lo que pude ver por una pequeña luz que provenía de una vela estaba sentada en un pequeño comedor―. El muy hdp se da el placer de reproducirse y atacar masivamente.
―Es horrible ―dice la primer chica con un leve escalofrió.
Me abrazo a mi misma y me siento en el suelo mientras la otra chica va hacia la otra silla disponible.
―¿Hubo maltrato psicológico? ―me atrevo a preguntar.
Las dos chicas se miran entre ellas y agachan la mirada.
―Demasiado, simplemente, nos detesta, nos hace la vida imposible.
―¿Cuántas veces regreso? ―pregunté.
―La pregunta sería… cuantas veces no regreso ―dijo la primera.
― Es como Andrés ―dijo la otra―. Andrés conoció a Dolores.
Se produce un estruendo, y todo pasa tan rápido que no logro reaccionar a tiempo, la puerta es arrancada de su lugar y entonces aparece él…
Estoy en total shock, y antes que pueda siquiera gritar soy arrastrada de mi lugar…
―¡Déjame Humberto! ―grito desesperada―. ¡¡Déjame en paz concha de tu madre!

avatar
AdmónBL

Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.